martes, agosto 12, 2008

Alicia y su primer diario

Cosas que a la gente le gustaría saber sobre Alicia. Antes de vivir en Belgrano, Alicia vivía en Villa Urquiza. En Monroe y Acha había una librería donde vendían un montón de útiles de distintos colores. Años después, Jorgelina bautizo a esa librería como una “boutique de útiles escolares femeninos”. Alicia quedó fascinada con un hermoso cuaderno forrado en papel araña rojo. Realmente quería ese cuaderno.
El proceso fue lento pero la meta valió la pena. Alicia utilizó todos sus recursos y dos meses más tarde, obtuvo aquel cuaderno... su primer diario. Tenía doce años y aquel diario fue el remedio perfecto para dominar su miedo. Ella temblaba de sólo pensar lo que había en la oscuridad que habitaba el final de la cama y el piso. Aquel cuaderno la ayudo a canalizar ese miedo en ideas... ideas que terminaron en el asesinato de su cama a los quince años. Mamá me dejó tirar el colchón en el piso, y dormí nueve horas de corrido. Genial.
Su papá estuvo de acuerdo. La cama desapareció en el carrito de un comprador de muebles callejero. Los padres de Alicia no tuvieron más comunicados sobre la conducta inapropiada de su hija en clase. Alicia comenzó a dormir en donde tenía que hacerlo, y no en el aula durante la clase de matemáticas. Y gracias a eso, hoy a la noche Jorgelina y Marisa se quedan a dormir en casa.

23 comentarios:

Carolate dijo...

Con lo divertido que es jugar con los Boogeyman y los duendes que viven bajo la cama.

Alicia le cerró la puerta al reino de las hadas.

mariana dijo...

Pensaba en lo que dijo Carolate, y creo que por ahí le abrió la puerta al reino de la amistad. Y sabiendo como sigue la historia, creo que le resulto mucho más grande.

aby dijo...

y ahora quiero saber como sigue la historia!!!!

besos!
aby.

Wonder woman dijo...

A veces, dormir en el lugar equivocado es la causa de muchos de nuestros males.
El tema es darse cuenta a tiempo, como Alicia.
Besos.

La Gorda dijo...

Hola Christian!
Me hiciste acordar de los cuadernos forrados de papel araña...
Cuando yo iba al cole como que no había mucha opción: papel araña rojo, papel araña azul, papel araña verde y ya. A lo sumo alguno con lunarcitos...

Saludos,
La Gorda

Luna dijo...

Tuve una época de colchón en el piso.
Será eso parte de la adolescencia?

La Maga dijo...

que linda historia!! me senti identificada con ella y creo que los que comentaron antes que yo tambien,sera quiza por esa proximidad que emana en cada palabra.
besos

Flan dijo...

Villa Urquiza esta lleno de sucuchitos con chucherìas femeninas... por suerte!
a veces en nuestra propia casa, necesitamos un lugar de refugio..
Me sorprendiò tu visita! muchas gracias!
Besos!

Nanny Ogg dijo...

Pues menos mal que sus padres no se empeñaron en curar sus miedos a base de obligarla a enfrentarse a ellos y optaron por el "asesinato de la cama" (me ha encantado esa imagen). Otros se habrían limitado a obligarla a seguir durmiendo como siempre hasta que se le pasara el terror... o uno de sus monstruos hubiera acabado con ella.

Besos

.gpb dijo...

jeje abajo de la cama hay de todo!!
coincido con Carolate!!!

Saludos!

Viviuska dijo...

Si, linda metáfora "asesinar la cama", el colchón en el piso lo más, y en alguna vuelta dormidos hacer del piso parte de la cama sin sufrir traumatismo o golpes por caernos de ella.

Mordizcos dijo...

uy! y yo saltando de la cama al piso, porque no podia bajarme.

haberte leido antes!

beso grande!

Pasajera en trance dijo...

Para mí que la madre leyó en el diario de Alicia que realmente le daba miedo y accedió a asesinar la cama. Si no, ni...

Todo gracias a la boutique de útiles escolares femeninos. Benditos sean.

vAnEsA dijo...

yo cuando era chica tenia el mismo miedo... pero el mio iba mas alla d la cama, era la oscuridad, en realidad!
con el tiempo paso...

Paola dijo...

interesante blog

gracias por tu visita, regresaré acá con frecuencia...

besos

Cyn dijo...

Me encantan esas boutiques con útiles escolares femeninos... Son mi perdición.

Mi primer diario era perfumado, con un osito en la tapa. jajaja. re naif

Si mal no recuerdo lo tuve a los 14, ya estaba grande... Y lo escribía en iglés, para que mi hermana no entendiera lo que yo escribía.

Es que no tenía llave...

Ana_bella@ dijo...

Me encanto la historia!!
Ese mundo fantastico que se abre cuando comenzamos el primer diario...ahi anidan todos los miedos, deseos, miles de sentimientos que acompañan la adolescencia...Me hiciste recordar aquellos tiempos...
besos

MaRiPoSa dijo...

A mi me paso muchas veces eso con la cama, por ahi me dormia del lado de los pies o tiraba el colchon.

Y nunca tuve diario, eso que intente muchas veces pero no pude...

Que bueno que los padres de Alicia no se escandalizaron mucho con el tema de la cama

Saludos Chris!!!

Christian dijo...

carol: Por ahí la puerta al reino de las hadas estaba dentro de ella misma. Todavía no sabemos.

mariana: Lo que pasa es que vos tenes información que no esta bueno que compartas. A veces es mejor callarse la boca, pedazo de botona.

aby: ¡Besos! La historia sigue, aunque en si misma se lee sola.

guonder: Y si a eso le agregamos un lado izquierdo de la cama, la trama se complica. Lo bueno de todo, es que Alicia siempre tuvo buenas personas a su lado.

lagorda: ¿Y el cuaderno de comunicaciones? No nos olvidemos de uno de los cuadernos mas al pedo de toda la primaria.

luna: No creo; ahora Alicia duerme sobre dos colchones enormes, y ya pasó la adolescencia hace rato.

lamaga: Vos me ves con buenos ojos, maga. Gracias por lo que decís, siempre. =)

flan: Y que bueno que es poder construir uno mismo ese refugio, pero así sabemos que tiene todo lo que necesitamos.

nanny: "O uno de sus monstruos hubiera acabado con ella". Querida, usted tocó la campana. Excelente, justo lo que estaba necesitando. =)

.gpb: Conozco algunas camas que si miras debajo, podes llegar a perder la vista o caminar por los pasillos de la locura (?).

vivi: Yo generalmente me chocaba contra la pared y amanecía con unos dolores de cabeza tremendos.

mordizcos: Y vos que bueno que apareciste. Beso, querida.

pasajera: Benditos sean, tu lo has dicho. Pero nunca hubo algo así para varones.

vanesa: Yo también tenía miedo a la oscuridad y al ruido del camión de la basura. =S Socorro.

paola: Igualmente, sos bievenida cuando quieras. =)

cyn: ¡¡¡El diario perfumadooo!!! Sin palabras. Y si mal no recuerdo, se de una amiga de Alicia que escribía su diario en ginlés para que nadie lo lea.

ana_: Mientras sean recuerdos lindos, esta todo bien. =)

mar: Yo tampoco tuve diario, lo mas cerca que estuve fue tener un blog (?). Creo que para tener un diario escrito a mano, hay que tener mucha constancia.

Esther dijo...

Siempre lo diré: ¡escribir es una terapia excelente!

Saludines.

Nicolás dijo...

Las maravillas de la catarsis!!!!

Laura dijo...

No sé qué fue lo mas que mas me ayudó. Escribir un tiempito un diario a los trece años o el hecho que provocó el que lo escribiera.
Qué lo provocó? leí el diario de anna frank y esa época si que fue una bisagra en mi vida.
No lo habia pensando antes de esta manera. Gracias! Leer tu post me dejó pensando en éso.

Christian dijo...

esther: Claro que sí, y cuanto mas mejor. Es una buena terapia.

nico: Cabalizando las mareas de la emoción en esa catarsis.

laura: ¿Y esta vivo ese diario ahora? Me imagino que si le sacas el polvo podes descubrir algo recopado ahí.