jueves, agosto 07, 2008

El juicio de Bazzoni

Marcos Sarastivia nunca pudo comprender el por qué de semejantes reparos para entrar en la “organización”. La iniciación tuvo lugar en la plaza de Olivos, cerca del único árbol con rejas que hay en el lugar. Fue hace años, se podría decir que siete. Sarastivia recuerda aquella noche con mucho placer. Aquella noche, cuando Pedro Martinez Taylor se le acercó silenciosamente y le dijo “hay muchas pelirrojas en este mundo”. La contraseña.
- Zanahoría no es caoba- respondió Sarastivia y acto seguido, Martinez Taylor le otorgó el anillo que lo convertía en Pierwszy Rycerzy, Primer Caballero. La “orden” que coordinaba Martinez Taylor tenía su sede en un local vacío de Colodrero y Congreso en Villa Urquiza. Anteriomente había sido ocupado por un partido político; pero ahora, era propiedad de la Orden. Y allí se reunían todos los el primer martes de cada mes desde que las calles del barrio tenían otro nombre. Ser Primer Caballero tenía algunos privilegios. Por ejemplo, conocer al fundador de la Orden, conocer la jerarquía de la Orden, y sobre todo, saber los orígenes de la orden.
La Orden Pelirrojistica fue creada en el año 1915 por John George Martinez Taylor y Sir Mathias Heimatter, entre otras personalidades vinculadas al prestigioso y nunca bien reconocido arte de la seducción. Fiel al manifiesto llamado Integración de ellas y nosotros (rubias y morochas, abstenerse), la Orden buscó durante todos estos años que todos aquellos hombres admiradores de las pelirrojas puedan cumplir su sueño. La Orden esta dividia en tres grados de separación: los Ruqui Cherjonsky (o Novatos), los Pierwszy Rycerzy (o Primeros Caballeros) y los Superiores de Incognito (o S.I.).
Marcos Sarastivia luego de siete años como Pierwszy Rycerzy, ahora era un S.I. en pleno ejercicio de su grado. Estaba casado con Mariela Gomez (de Sarastivia), perriroja, de bella sonrisa y ojos verdes; tenía dos hijos y vivía en Monroe y Cuba, en un semipiso que pudo comprar en la época del uno a uno.
El lunes pasado, Sarastivia salió de su casa a las 23.30 y llegó al local de la Orden casi cerca de las doce de la noche. Saludo a los demás S.I. que formaban un círculo alrededor de una mesa. Al cabo de unos segundos, dos Pierwszy Rycerzy trajeron a Alberto Bazzoni y lo sentaron en una silla posicionada frente al grupo de Superiores.
- Alberto Bazzoni, se te acusa de haber mancillado el nombre de la Orden hace menos de una semana en el registro civil de la calle Miller- dijo Sarastivia seriamente.
- Así es- murmuró Bazzoni.
- ¿De qué manera, Bazzoni?- inquirió Sarastivia.
- El viernes pasado me case con un morocha, señor- dijo el acusado.

14 comentarios:

Maga dijo...

cuanto hacía qeu no llegaba primera


ah, sí, el post...


... te dije que estas en tu mejor etapa¿?

Christian dijo...

maga: No seas chupamedias. (?)

MaRiPoSa dijo...

Noooo!!!!!! TRAICION A LA CORONA!!! Se caso con una Morocha el desubicado, mmmm y si no me extraña...

Un amigo mio dice que acostarse con un pelirojo/a son 7 años de buena suerte... Cuando pruebe te aviso o me decis vos si ya sabes!

Besos Chris!

Wonder woman dijo...

El apellido Sarastivia me da mucha gracia.
Digno de un sketch de Casero: Juan Carlos Sarastivia, abogado.
Ajajaja!!!
No tengo un modelo fijo e inamovible de hombre, pero no me gustan los pelirrojos. Eso seguro.
Besos!!!

Christian dijo...

mar: Que buena idea me diste, mar. Muejeje.

guonder: Pelirrojos, no =S. Igual, a vos te veo más con un morocho, que use camisas Polo. No se...

Wonder woman dijo...

Uuuuuuuuuuuh, como te equivocás.
Pero está muy bien que así sea. Si no, no habría magia..., je.

Eso si... los morochos me gustan mucho más que los rubios.
Besos.

Carolate dijo...

Las pelirrojas son todas una furcias de cuidado. TODAS!!! Incluyendo a Annie y Anne de Green Gables. Jamás me he llevado bien con una pelirroja.

Los pelirrojos son harina de otro costal. Me pueden y mucho siempre y cuando sean medianamente atractivos y no el típico pelirrojo ñoño y tarado amigo del protagonista.

Esther dijo...

¡Qué relato más chulo!

Es una dulce manera de romper la regla. Todo por amor :)

Saluditos.

Nanny Ogg dijo...

Mmmmm... ya decía yo que tenía mis motivos para no confiar en las pelirrojas engreídas :D

Besos

christian dijo...

guonder: Obvio, si somos mas lindos.

carol: No te metas con Anne de Green Gables por que... "me hundire en el abismo de la desesperanza". Así, ahora decima puto, afeminado, lo que sea... pero amo a Anne. Que se sepa.

esther: Todo por amor, esther, claro. Que tengas un lindo finde.

nanny:Las de ojos verdes son las peores.

Pasajera en trance dijo...

Che... qué onda con las pelirrojas ahora? Tenía entendido que nadie les daba mucha bola, y en la última semana varios me han dicho que andan en busca de un ejemplar así =P

Bien por ellas...


P.D: Muerte a las rubias teñidas ¬¬'

CaroTros® dijo...

Yo de chiquita quería ser pelirroja, tener pecas, usar aparatos y anteojos...

Sí, siempre estuve mal de la cabeza, no es ninguna novedad.

Mis besos y aplausos para usted.
Caro.

Viviuska dijo...

"Zanahoria no es caoba" jajaja!!!
Conocí a una sola pelirroja con ojos verdes en mi vida: Fabiana V. compañera del secundario, me impresionaban tantas pecas...

Y bueno, pobre Bazzoni, ni luna de miel tuvo, si se casó el viernes pasado con la morocha, cómo lo estan interrogando????

Christian dijo...

pasajera: Las pelirrojas mas que una incognita son un fetiche de muchos, y mi primer asomo a la mujer ideal, sin ser morocha.

caro: Las pelirrojas con pecas rinde mucho.

vivi: Todavía no se sabe, el problema noe s el interrogatorio, sino el castigo. Ufs. =)